Crece la polémica y críticas por la transmisión de partidos de la Copa Libertadores vía Facebook