Este año la producción de azúcar superó la de 2017