Mauricio Macri compartió un locro con su familia, el gabinete y un grupo de vecinos y jubilados en la quinta de Olivos