Menu

Marán Constructora SRL quedó inhabilitada en el Registro de Constructores provincial

Trabajar en obras públicas no es sencillo. Se necesitan cumplir con ciertos requisitos técnicos, legales, fiscales y financieros. Por ejemplo, es indispensable estar habilitado en el Registro General de Constructores de Obras Públicas de la Provincia. Según se publicó en el Boletín Oficial de ayer, una empresa fue dada de baja por el Consejo del Registro: Marán Constructora SRL, que es investigada por la Justicia provincial y federal.

“La consecuencia directa es que no puede presentarse en ningún proceso licitatorio, ni cotejo, ni contratación”, explicó Martín Zamora, director del área técnica del Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu). “No está habilitado para trabajar en nuevas obras públicas”, remató el funcionario. Emilio Graña, presidente de la Cámara Tucumana de la Construcción (CTC), fue aún más gráfico: “es como un taxi que pierde la licencia, no puede trabajar bajo contrato”, enunció. “Aún fuera de lo público hay ciertos ámbitos en los que no puede trabajar. Automáticamente sale del mercado”, añadió.

La resolución 111/2017 del Registro detalla que la calificación del organismo permanece vigente por un año y medio, contado desde el cierre del último ejercicio. “Transcurridos dos años de la fecha de vencimiento de su última actualización, el interesado deberá solicitar una nueva inscripción”, reza el escrito publicado en el aviso 63.474 del Boletín. La medida argumenta que, conforme a lo dictaminado por el área legal del Registro, corresponde “dar de baja” a Marán Constructora SRL.

Se habló del vínculo entre los hermanos Sebastián y Martín Nieva (los dueños de Marán) con un funcionario de la repartición. Es que el coordinador Lucas Barrionuevo negó conocer “de antes” a los propietarios de la constructora.

Sin embargo, se comprobó que los hermanos Nieva son sobrinos políticos de Barrionuevo. La empresa recibió contrataciones directas del Ipvdu por casi $ 50 millones y de la Municipalidad de Yerba Buena por un total de más de $ 6 millones.