Menu

La Estación Experimental celebró 108 años junto a los productores

La Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) es tan antigua que sobrevivió a las diferentes crisis a nivel nacional y al día de hoy, sigue siendo conservada como una de las “joyas provinciales” en cuanto a investigación y transferencia de tecnología y conocimiento.

El gobernador, Juan Manzur, participó de los actos conmemorativos por el aniversario de la creación de la institución, junto con la cúpula directiva, miembros del gabinete provincial y representantes de asociaciones de productores.

La institución fue fundada un 27 de julio de 1909 por Alfredo Guzmán, quien en ese momento era senador provincial, en respuesta a las diferentes dificultades que enfrentaban los productores locales, como las enfermedades de la caña de azúcar.

Guzmán, con una visión a largo plazo, entendió los riesgos y posibilidades que albergaba la actividad agrícola. Por eso, creó un organismo estatal, gestionado por los propios productores, financiable con recursos de la producción y nutrido del conocimiento más avanzado disponible en el mundo.

Son 108 años de acompañar a la producción pensando en el beneficio de los productores, transfiriendo tecnología a ese sector. Estoy convencido de que hay que articular esfuerzos, sumar esfuerzos entre lo académico, el sector empresarial y el sector público. Esto funciona en el mundo y da buenos resultados”, sostuvo Manzur.
La Eaoc mostró un franco crecimiento en los últimos 15 años tanto en infraestructura como en recursos humanos para atender las demandas de los mercados más exigentes del mundo y así poder posicionar los productos tucumanos en el extranjero.

En ese sentido, su director técnico, Daniel Ploper, explicó que a partir de ahora el desafío es mantener la estructura y el prestigio regional, nacional e internacional que se ganó la institución.

“Nuestros laboratorios de química, que hace 15 años era un solo espacio con seis personas, en la actualidad forman un complejo de nueve laboratorios que emplean a 60 personas, con equipamiento sofisticado debido a que los mercados externos demandan análisis cada vez más sensibles. Esto requiere una inversión importante porque a futuro es lo que permite que nuestros productos lleguen y cumplan exigencias”, señaló.

Actualmente, son 440 personas las que trabajan en la Eaoc de las cuales la mitad son investigadores, técnicos, becarios, y la otra mitad es personal auxiliar administrativo, de laboratorio, de campo, etc. “Se le suman 50 pasantes ad honorem que son estudiantes que vienen a completar sus practicas de agronomía, la tesina de biotecnología, diferentes trabajos finales”, detalló Ploper.

La apertura del mercado de Estados Unidos a los cítricos tucumanos demandó una gran inversión en la estación para poder satisfacer los requerimientos que tenía el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), planteados a su vez por el Animal and Plant Health Inspection Service (Aphis) del país del norte. Por los análisis llevados a cabo para admisión de la fruta, los laboratorios se convirtieron los más complejos del país, luego de los del Senasa central.