“José López tenía una relación muy fluida con el convento de General Rodríguez”