El Gobierno fijó un tope máximo de $ 97 para la venta al público de garrafa