El Papa advirtió que “los índices de desocupación son significativamente altos en Argentina”