Menu

Por el avance del narcotráfico en Tucumán, la Nación decidió crear una unidad especial

La repartición, la primera creada en el interior del país, estará integrada por 70 hombres y tendrá modernos equipos tecnológicos.

La División Antidrogas Tucumán de la Policía Federal no es un nombre rimbombante de una nueva repartición. Es una prueba de que la Nación está preocupada por lo que ocurre en esta provincia con el narcotráfico. Y tan complicado es el panorama que la primera unidad de estas características a nivel nacional se creó en nuestra provincia.

El ministerio de Seguridad de la Nación, que conduce Patricia Bullrich, tomó la decisión de crear esta repartición luego de que se realizara un lapidario informe sobre el estado de situación que se vive en la provincia. LA GACETA tuvo acceso a ese documento en el que por ejemplo se deja en claro que en suelo tucumano se está produciendo cocaína.

“Desde Bolivia está llegando pasta base, resultando Tucumán una de las localidades elegidas para el refinamiento hasta convertirla en cocaína. Este accionar resulta más redituable para las organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de estupefacientes”, se puede leer en el escrito que fue analizado por la ministra Bullrich.

Según las tareas de investigación e inteligencia criminal que desarrolló la fuerza, las bandas sacan ventajas con el valor de los precursores químicos que se utilizan para la producción y estiramiento de la droga. “El precio de esos productos aumenta cuanto más al norte del país se lo transporta, como así también a que los controles de ruta efectuados por las fuerzas de seguridad poseen una intensidad menor en cuanto su transporte en sentido Sur-Norte”. Los federales sospechan que algo similar ocurre con el tráfico de la marihuana. “Se presume que gran cantidad de esa sustancia ingresa al país a través de vuelos clandestinos que tienen como punto de partida Paraguay y como punto de aterrizaje zonas de Santiago del Estero. También las aeronaves realizan vuelos rasantes arrojando la sustancia en territorio santiagueño y hasta incluso tucumano”.

Los investigadores sostuvieron que la vía aérea “es una de las principales formas de acceso de marihuana y de cocaína al país desde Bolivia, Paraguay, Colombia y Perú. De ahí que no es casualidad que la zona más afectada por los vuelos clandestinos es la región de la frontera Norte”.

En el informe también se explica cuál es el modus operandi de los narcos. “Los cargamentos son rápidamente trasladados a través de diversos vehículos hacia distintos campos donde la mercadería se carga en camiones listos para recorrer las rutas argentinas hasta llegar al final de sus recorridos”, se lee.

“De esta gran carga -según se puede apreciar en el informe- una pequeña parte sería enviada a Córdoba y Sante Fe, mientras que la gran mayoría del cargamento se destina al Gran Buenos Aires. Las sustancias son transportadas por las rutas 9 y 34, recorriendo así las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires”.

Más detalles

La División Antidrogas abrió sus puertas en febrero pasado. Hasta el momento, han realizado 15 allanamientos y detuvieron a 57 personas. “Así estamos logrando desbaratar las diferentes organizaciones que se dedican al narcomenudeo, pero a partir de ese hallazgo profundizamos las investigaciones para dar con las organizaciones que les proveen la sustancia”, aseguró una fuente del Ministerio de Seguridad.

La Nación, para esta nueva unidad, designó a 70 hombres que serán dirigidos por el comisario Carlos Hernández y el subcomisario Jorge Luján. El número de efectivos es importante; hasta el año pasado, la por entonces llamada Dirección de Drogas Peligrosas de la Policía Federal contaba con 15 hombres.

Los federales que lucharán contra el narcotráfico también dejarán de deambular por la capital tucumana, ya que tendrán su sede propia. Funcionará en la vieja casona de Santa Fe al 600, que fue totalmente renovada para cumpla ese fin. Entre otros lujos, cuenta con una sala de situación para que se reúna el cuerpo de elite designado, tres caniles para albergar a los perros antidrogas y calabozos, entre otras cuestiones.

El personal designado a la Unidad fue especialmente preparados para la lucha contra el narcotráfico y cuenta con el apoyo logístico unidades móviles no identificables, un móvil scanner de última generación con tecnología israelí y un helicóptero para tares de reconocimiento y cobertura áerea en los procedimientos.

“La misión será atacar todos los frentes, especialmente el narcomenudeo que ya se encuentra enquistado en casi todos los barrios de la periferia de la provincia”, señaló la fuente del Ministerio de la Nación.