Jóvenes de entre 18 y 24 años eligen las redes sociales para informarse