Menu

Salud estudia los primeros casos de Hantavirus registrados en Tucumán

La ministra de Salud, Rossana Chahla brindó una conferencia de prensa donde confirmó que el virus ya causó dos muertos en la provincia. La titular de la cartera de Salud afirmó que se trata de una enfermedad “inédita” en la provincia.

El contacto con los periodistas se produjo luego de que el Ministerio de Salud de la Provincia dictara el alerta Epidemiológica para todos los servicios de salud de la provincia – tanto públicos como privados – con el objetivo de intensificar la vigilancia y difundir medidas de prevención.

“El alerta es para las personas que trabajamos en el Sistema de Salud. Llama la atención porque no teníamos este virus en la provincia, estudiaremos junto a Nación cómo llegó a Tucumán”, indicó Chahla.
La titular de la cartera de Salud afirmó que el virus se transmite por roedores que se encuentran en zonas rurales, y apuntó a esos sectores para intensificar las medidas de prevención.
Por su parte, El director de Epidemiología del Siprosa, Rogelio Cali, manifestó que “trabajamos con un grupo de enfermedades que generan síntomas similares como gripe, leptospirosis, dengue y en este caso hanta, por lo tanto se estudiará a personas que presenten los siguientes síntomas: escalofrío, fiebre o dolores musculares”, agregó.
Con respecto a la mortalidad que provoca el virus, Cali afirmó que “varía entre un 10 al 40 por ciento, dependiendo de cómo se vigila o se trata a las personas”. En ese sentido, el profesional solicitó extremar las medidas de higiene y realizar la consulta precoz ante los especialistas.
El Hanta Virus ya ocasionó la muerte de dos personas en Tucumán: un adulto y un menor de edad. Desde los años 90 que en la provincia no se había detectado este tipo de enfermedad, situación que sí ocurrió en los últimos tiempos en Salta o Jujuy.

Se trata de una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus Hanta que transmiten los ratones de campo por medio de su saliva, heces y orina.
Modos de prevención
– Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones.
– Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías, mantener la higiene con agua y lavandina, colocar huertas y leña a más de 30 metros de las viviendas.
-Mantener cortos pastos y malezas.
– Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas p galpones). Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo húmedo antes de ingresar.
– Realizar la limpieza (pisos, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada diez de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.
– Al acampar hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.