Menu

Educación e Interior se articulan para el aprestamiento de las escuelas provinciales

El gobernador Juan Manzur presidió la firma de un convenio entre los ministerios de Educación y de Interior destinado a articular esfuerzos conjuntos para el mantenimiento edilicio de las escuelas rurales.

Asimismo, la cartera de Interior rubricó otro acuerdo con la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU), para intercomunicar a las comunas con Defensa Civil (103) para atender urgencias y emergencias durante las 24 horas.

Miguel Acevedo, titular del área del Interior y su par de Educación, Juan Pablo Lichtmajer,rubricaron el convenio que tiene como objetivo efectivizar acciones conjuntas para asegurar el mantenimiento, salubridad, higiene y recuperación edilicia de las instituciones educativas que se encuentran en el ámbito de las comunas rurales.
En este compromiso, Interior se compromete a afectar personal de comunas rurales a los establecimientos escolares para tareas de limpieza y reparaciones.
“Muchas de las escuelas lo que más cerca tienen es la Intendencia o la Comuna, entonces es una decisión política del Gobierno de Tucumán poner todo ese esfuerzo para que el aprestamiento y el mantenimiento de las escuelas se hagan de manera colectiva”, explicó Lichtmajer a la vez que destacó que el documento le da un marco legal a las acciones conjuntas que ya se vienen realizando en vistas del próximo ciclo lectivo.
Posteriormente, Acevedo firmó un convenio con la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU), -a cargo de Alfredo Quinteros–, mediante el cual se equipará a las 93 comunas rurales de la provincia con equipos de radiocomunicaciones con el fin que estas estén interconectadas entre ellas, y a la vez con Defensa Civil de la provincia, al momento de ocurrir sucesos urgentes o imprevistos que afecten a la comunidad de cada localidad.
Acevedo explicó que la provisión de este tipo de tecnología contribuirá a estar al tanto de acontecimientos (por ejemplo los climáticos), lo cual permitirá responder en forma más efectiva y oportuna ante las necesidades en eventos de esas características, durante los cuales muchas veces los sistemas de telefonía fija o celular no están disponibles.
El documento, cuya vigencia es de cuatro años, estipula que la DAU será quien provea de los equipos a las comunas, otorgue las frecuencias, realice los mantenimientos y efectúe el control y regulación del tráfico en los sistemas.